Historia de la Tercera Comapañía de Bomberos de Viña del Mar

 

LOS INICIOS

Hacia la última década del siglo XIX, Viña del Mar se había consagrado como un centro urbano e industrial de desarrollo en la zona. La aristocracia capitalina y porteña tenía una fuerte presencia en la localidad. En el año 1894, Viña del Mar, llevaba una existencia tranquila, romántica y apacible en medio de la exuberante vegetación de sus casas quintas y jardines. En centro de su vida laboriosa lo constituía el barrio social de la calle Alvares, donde aún quedan algunas mansiones de la bella época, y, un pequeño sector comercial de calle Valparaíso. La Compañía de Refinería de Azúcar de Viña del Mar (C.R.A.V.), compañías tabacaleras y cerveceras también marcaban importante presencia. En época existían dos Compañía de Bomberos: la actual Segunda Compañía y una nueva Primera Compañía fundada tras la disolución de la Undécima Compañía de Bomberos de Valparaíso con asiento en Viña del Mar.

Ese incendio destruyó la casa habitación del señor Adán Borrel, ubicada en la calle Alvares, e igualmente el siniestro dañó parte de la casa del señor Reynolds, ambos connotados vecinos de la ciudad.

La situación que estos incendios creaba en la población, hizo nacer en un grupo de jóvenes de la sociedad viñamarina, la idea de crear una nueva Compañía de Bomberos.

 

 

FUNDACIÓN DE LA 3ª COMPAÑÍA DE BOMBEROS DE VIÑA DEL MAR

Según el libro de actas que se conserva en el archivo del Cuerpo, la Tercera fue fundada el 11 de abril del año 1894. El acta de constitución de la Tercera Compañía de Bomberos de Viña del Mar, a la letra dice lo siguiente:

“EN VIÑA DEL MAR, A 11 DE ABRIL DE 1894, LAS PERSONAS QUE SUSCRIBEN, REUNIDAS EN SESION, DECLARA FORMAL Y DEFINITIVAMENTE CONSTITUIDA LA TERCERA COMPAÑÍA DE BOMBEROS DE VIÑA DEL MAR, QUE SE COMPONDRA DE UNA SECCION DE AGUA. LA CIA., APARTE DEL PROPOSITO QUE PERSIGUE EN SU FUNDACION, COMO LAS DEMAS INSTITUCIONES DE SU ESPECIE, TENDRA POR OBJETO ATENDER A LA PROTECCION MUTUA DE SUS MIEMBROS EN LA FORMA QUE LO ESTABLECERAN LOS ESTATUTOS CORRESPONDIENTES.

PARA LOS EFECTOS DE ATENDER A SU COMPLETA ORGANIZACIÓN SE HICIERON LOS SIGUIENTES NOMBRAMIENTOS: Presidente, don SANTOS RUIZ, Tesorero, don CLODOMIRO GALVEZ y Secretario don ALEJANDRO ZAVALA. SE ACORDO, ASIMISMO, DESIGNAR UNA COMISION QUE SE ENCARGUE DE LA REDACCION DE LOS ESTATUTOS, RECAYENDO DICHA DESIGNACION EN LAS SIGUIENTES PERSONAS: don JULIO CHAGNEAU, ARISTIDES ANGULO, GUILLERMO PINGO Y ALEJANDRO ZAVALA.

NO HABIENDO OTRO ASUNTO QUE TRATAR SE LEVANTO LA SESION, FIRMANDO ESTA ACTA LOS PRESENTES: TOMAS AHUMADA Y ALEJANDRO ZAVALA”.

“SIGUEN LOS NOMBRES QUE A CONTINUACION SE EXPRESAN Y QUE DEBEN CONSIDERARSE COMO MIEMBROS FUNDADORES: SANTOS RUIZ, ELMINIO SALAS, CELESTINO CABRERA, YUANTE BUSTOS, MAENOFES ANGULO, DANIEL VALDOVINO, RAMOS DE LA BARRA, CIPRIANO ZAMORA, ENRIQUE SHERMAN, FELICIANO GONZALEZ, ARISTIDES ANGULO, MOISES GONZALEZ, FERMIN PLAZA, IGNACIO URRUTIA, CECILIO RIVAS, JOSE FRANCISCO VERGARA (Propietario de la Hacienda Viña del Mar, fundador de la ciudad “VIÑA DEL MAR” y entre otros de los altos cargos desempeñados en el Gobierno de la época, Ministro de Guerra, durante la Guerra del Pacífico 1879.) don ROBERTO PALMA, JOSE MAUNA, JUAN JULIAN, BENJAMIN CORTEZ, CHRISTIAN HANSEN, JOSE AGUILERA, ANTONIO MIRANDA, GUILLERMO PINTO, CLODOMIRO GALVEZ,OSARIO CARVAJAL, GERARDO BERRIOS, PASCUAL POZO, GUILLERMO PINO, MANUEL NIETO, JUAN JARA, LUIS MENESES, ARTURO OLIVOS Y FEDERICO SEGUEL.”

Después de un tiempo, la fecha de fundación se fija para el 09 de mayo del mismo año. Cabe mencionar que en el libro de fundación de la Compañía no se transcribió el acta correspondiente a esa fecha.

Por cuanto la fundación del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar, nace en verdad, con la fundación de la Primera Compañía el día 20 de enero del año 1886, pero, con el número de Undécima Compañía y perteneciendo al Cuerpo de Bomberos de Valparaíso con asiento en Viña del Mar, y como Compañía, de Agua, Hachas y Escalas. Posteriormente se marginó del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, y el voluntario fundador de la 1ra don Julio Chagneau, se retiró de esa Compañía, para fundar la 2da Compañía, como unidad de Hachas y Escalas el día 14 de Diciembre del año 1884. (fecha de fundación del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar).

Después de la reorganización habida en el Cuerpo, se funda la nueva Primera Compañía, con fecha 13 de Abril de 1913, lo que explica, al margen de la recopilación histórica de nuestra Compañía, por qué seguimos en antigüedad de servicios a la 2da. Compañía y hasta hoy ostentamos orgullosamente nuestro número 3.

Tras la organización del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar es elegido como Comandante de la Institución el señor Julio Chaigneau Salas, dejando el cargo de Director de Compañía al Sr. Ricardo Andrews, señalándole en emotiva misiva en el año 1899 “…Tengo el honor de ser el primer Comandante del Cuerpo de Bomberos vistiendo la gloriosa guerrera de los Tercerinos de Viña del Mar…”

El 19 de abril de 1894 se tomó el acuerdo de que la Compañía fuese solamente de Agua. A pesar de existir este acuerdo, por motivos económicos, no se pudo llevar a efecto dicho anhelo.

El primer nombre que tuvo la Tercera Compañía fue Bomba “Arturo Prat y de Protección Mutua de Viña del Mar”, y su primer lema “Justicia y Libertad”, que fue propuesto por el Voluntario Arístides Angulo en sesión del 25 de abril de 1894. Tanto el nombre como el lema, responden al contexto histórico que se vivía en el país: el nombre en homenaje al héroe máximo de la gesta de Iquique y el lema como reflejo de la sangrienta y cruenta guerra civil de 1891.

El 16 de mayo de 1894 la Compañía cambia su lema a “Abnegación y Constancia”, propuesto por el señor Thomas Ahumada. En esa fecha se acuerda construir el cuartel en un terreno propio y no en los concedidos por la Municipalidad.

Respecto a la oficialidad, el primer Director de Compañía fue don Santos Ruiz, Capitán don Guillermo Pinto, Secretario don Thomas Ahumada, Tesorero don Julio Chaigneau, Teniente Primero don Armando Seguel, Teniente Segundo don Feliciano González, Teniente Tercero don Christián Hansen, Teniente Cuarto don Arturo Olivos. Además, existía un cuerpo de Auxiliares al mando de un Sargento y dos Cabos.

 

 

LOS AUXILIARES.

Este grupo de esforzados hombres se rigió bajo un estatuto distinto al que debían obediencia los Voluntarios del Cuerpo de Bomberos, y dentro de sus obligaciones debían “transportar a mano el material y los equipos desde los cuarteles hasta el sitio amagado por un siniestro”, (indica el libro “Historia del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso”, 1998). Además, debían colaborar con la Compañía de Guardias de Propiedad “en la fatigosa tarea de movilizar y poner a salvo los mobiliarios y mercancías pertenecientes a los particulares”, relata el texto.

A diferencia de los Voluntarios, los Auxiliares debían cumplir un horario determinado por turnos y “vestían un uniforme con algunos distintivos especiales; así mismo, eran remunerados por el Directorio de la Asociación y, además, eran atendidos con comidas y refrescos durante los siniestros”.

A los Auxiliares que trabajaban en las compañías de agua, les correspondió también la función de maniobrar las bombas a palanca “que eran accionadas por medio de una larga barra impulsada por dos palancas: mientras unos subían con un barrote, otros bajaban con la viga de enfrente. O sea, había dos bandas las que se debían mover coordinadamente de arriba para abajo y viceversa, a fin que el ejercicio resultara eficiente”, se explica en el texto.

Cabe mencionar que en los inicios de los Cuerpos de Bomberos del país, los Voluntarios pertenecían a la alta aristocracia de la sociedad, por lo cual, el trabajo más pesado era realizado por los auxiliares, quienes eran empleados y peones de los mismos Voluntarios.

 

 

MIEMBROS FUNDADORES:

Por acuerdo de Compañía se nombraron como miembros fundadores a todos los voluntarios que ingresaron a la Tercera hasta el 30 de Mayo de 1894: Alejandro Zavala, Santos Ruiz, Ignacio Urrutia, Guillermo Pinto, Elimeno Salas, Feliciano González, Yuanle Bustos, Francisco Vergara M., Geraldo Barrios, Amenófis Angulo, Roberto Palma, Pascual Pozo, Daniel Valdovino, José L. Mauna, Guillermo Pino, Ramón A. de la Barra, Juan B. Zulian, Manuel Nieto, Cipriano Zamora, Benjamín Cortéz, Tomás Ahumada, Clodomiro Gálvez, Guillermo Salinas, Celestino Cabrera, Cecilio Rivas C., Rosario Carvajal Z., Armando Seguel, Juan F. Gasa, Enrique Sherman, Christian Hansen, Luis Meneses, Arístides Angulo, José E. Aguilera, Arturo Olivos, Moisés González, Eduvije Carvajal, Federico Zeguel, Fermín Plaza y Antonio Miranda.

 

PRIMEROS CONTRIBUYENTES:

En la sesión del 30 de mayo, del año de la fundación de la Compañía, se deja constancia que los primeros contribuyentes de la 3ª, son los señores: Jorge Berger Ayala (Fue elegido Alcalde de la Municipalidad de Viña del Mar (1891-1894), siendo el primer alcalde elegido con la nueva Ley de Comuna Autónoma, reemplazando a Juan Walker Martínez, quien había sido el último alcalde del Cabildo de la ciudad), Bernardo Moltedo (Influyente y destacado comerciante de Viña del Mar) y la firma Lever, Murphy & Compañía, (Firma propietaria de la Maestranza del mismo nombre, cuyas instalaciones se encontraban en el mismo lugar donde hoy se encuentra el Hotel Miramar con el Muelle de Caleta Abarca, similar al que se encuentra en Playa Acapulco en Avda. San Martín con 8 Norte, fue una firma comercial chilena dueña de la desaparecida maestranza, fundición y astilleros de Caleta Abarca en Viña del Mar. Fundada por los británicos Richard Lever, William J. Murphy y Norman Ferguson, entre otros socios eventuales, sus actividades datan de 1859. Su máximo desarrollo fue entre 1883 y 1891, cuando fabricaron locomotoras y construyeron puentes para Ferrocarriles del Estado a instancias del Gobierno de Chile, además de proporcionar diversos servicios a la Armada de Chile. Es considerada por la SOFOFA como una empresa pionera en la industria metalmecánica chilena y fue una de las tres más grandes de Chile en su época. Hasta su venta en 1906 había construido aproximadamente 480 carros para ferrocarriles, 60 calderos, 100 pares de cilindros para locomotora, 34 locomotoras, 6 vapores, 20 lanchas, 5 faros de hierro y varias instalaciones completas para salitreras).

Estos contribuyentes se suscribieron con la suma mensual de $20 c/u para el sostenimiento de la 3ª Compañía.

 

PRIMER UNIFORME

En la sesión de Compañía, de fecha 27 de abril del año de su fundación, se aprobó el siguiente uniforme para los voluntarios de Compañía: Casaca azul  similar al de la Segunda Compañía, pero haciendo la diferencia con vivos lacres en las mangas, de cinco centímetros de ancho, cuello a la guillotina, estrella banca al costado izquierdo de la casaca, pantalón blanco de dril y media bota charolada. Lamentablemente no hay antecedentes históricos en donde se indique el cambio al color verde de la guerrera, que orgullosamente vestimos hasta el día de hoy.

 

DISTINTIVOS DE LA OFICIALIDAD

Por acuerdo de sesión de fecha 18 de junio de 1894, se acordó el siguiente distintivo para los señores Oficiales: Director, cuatro galones de plata de 5 centímetros de ancho sobre la botamanga, Capitán, 3 galones, Teniente, 2 galones y Ayudante un galón; todos en la misma forma que el Director.

 

                     
   

 

TERRENO PARA EL PRIMER CUARTEL

El 30 de junio de 1894 el Sr. Francisco Valdés Vergara cede un terreno para la construcción del cuartel, en su homenaje la Compañía tomaría el nombre de su hermano Enrique Valdés Vergara, fallecido en las costas de Caldera durante las acciones de la Guerra Civil de 1891. Con el mismo anhelo de contar pronto con un cuartel propio el señor Santos Ruiz, Director de Compañía, donó para tal efecto mil ladrillos. El cuartel fue construido en la calle Valparaíso, al costado del edificio que en la actualidad ocupa la Dirección General de la institución y que también debido al crecimiento de la ciudad y modernización de la institución por muchos años fuera el segundo cuartel de la Tercera Compañía. Posteriormente este terreno pasó a ser parte de la Escuela Normal de Viña del Mar hasta el año 1973, y desde esa fecha pasa a ser la Secretario Regional Ministerial de Educación de la V Región.

 

 

BOVEDA MORTUORIA

Un hito relacionado con la Protección Mutua de sus integrantes es que se acuerda la recolección de fondos para la construcción de una bóveda en el naciente cementerio Parroquial de Viña del Mar en mayo de 1895. Con el paso del tiempo se traduciría en la obra de un Mausoleo, el que aún perdura y que se transformaría en un símbolo de la Compañía como su segundo y eterno cuartel. Dicha obra fue finalmente terminada 1905, estando como Director de Compañía don Enrique Lavergne y se mantendría en pie hasta el año 2003 cuando fue demolido para construir un nuevo mausoleo siendo Director don Juan Carlos Toro Antuña.

Mausoleo antiguo                                       
Antiguo Mausoleo de la Tercera Compañía   Actual Mausoleo de Compañía

 

 

TRES NOMBRES

El primer nombre que rigió los destinos espirituales de la 3ª Compañía., fue en sus comienzos el de “BOMBA ARTURO PRAT”, en homenaje a los Héroes de Iquique. Durante muchos años presidió nuestras sesiones en el antiguo cuartel que se encontraba junto al edificio de calle Valparaíso N° 791 y que en la actualidad es utilizado por la 2ª Compañía y la Dirección General de la institución, un gran óleo donado por el recordado y afamado artista local señor Camilo Mori Serrano, y que representa en plenitud la gesta del Combate Naval de Iquique.  Hasta el día de hoy, este óleo es atesorado como una de las reliquias más importante de nuestra Compañía.

 

 

Años después y en reconocimiento a la valiosa donación del terreno de calle Valparaíso, donde por muchos años albergó nuestro cuartel, se adoptó el nombre de su benefactor don “ENRIQUE VALDES VERGARA”. Posteriormente, tomó el nombre del Padre de la Patria “BERNARDO O’HIGGINS RIQUELME”, que es el que actualmente lleva nuestra Compañía.

 

BENEFACTORES

Pintura Carlos Van BurenEl primero de enero del año 1922, don Carlos Van Buren, obsequia la suma de $5.000.- destinados a la construcción del cuartel, suma muy valiosa en su época y que cumplió con su cometido. Van Buren ayudó permanentemente con gruesas sumas de dinero en favor de obras de caridad y sociales: estimuló a los estudiantes, ayudó a los bomberos, a los colegios, a los hospitales, a los huérfanos, a los inválidos, a las instituciones científicas, a las bellas artes. Invitó a sus amigos a participar en sus negocios; pero, también, acto seguido a acompañarlo en sus afanes de benefactor.

Durante su vida fue un miembro de la Tercera Compañía de Bomberos de Valparaíso «Cousiño y Agustín Edwards», en la que sirvió en los puestos de ayudante, sargento, secretario, capitán, director y finalmente, superintendente del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso. En la actualidad, la Tercera Compañía de Bomberos de Valparaíso lo recuerda día a día por ser este calificado como «bombero ilustre» mientas la Tercera exista.

 

El 23 de septiembre de 1925, la distinguida dama, señora Sara Braun, obsequió la suma de $1.500.- para la adquisición de un carro bomba y material para el mismo.

Con fecha 12 de enero de 1919, la Sociedad de Cocheros de Viña del Mar, único medio de transporte que existía en la ciudad, ofreció a la 3ª Compañía, poner a su disposición los carruajes sin costo alguno para llevar a nuestros voluntarios a los incendios.

El día 3 de julio del año 1920, la Compañía Refinería de Azúcar, comunicaba a nuestra Compañía que, a contar de esa fecha, obsequiaba la cantidad de 50 kilowatts mensual de consumo eléctrico.

El señor Fernando Rioja, propietario del Palacio Rioja, y que en la actualidad pertenece a la I. Municipalidad de Viña del Mar, donó el día 10 de mayo de 1904, nuestro primer Estandarte, el que fue bendecido en la Parroquia de la ciudad. Cabe señalar que el señor Rioja, en 1893, participa como director en la fundación de la 7ma Compañía "Bomba España", de Valparaíso,

Larga es la lista de Benefactores cuya generosidad se encuentra vinculada a la historia de nuestra Compañía: Señora Blanca Vergara de Errázuriz, Carolina Mac-Donald, Blanca de Perkins, señores Federico Claude, Juan Adolfo Brunet Brown (Padre del destacado MHDG don José Rafael Brunet Barreiro), Arturo Edwards, Rafael Barazarte, José Francisco Vergara, Guillermo Brown, I. Municipalidad de Viña del Mar, Compañía Refinería de Azúcar, Valparaíso Sporting Club, Asociación Chilena de Aseguradores de Valparaíso, Casino Municipal y tantos otros que en forma desinteresada y con el solo fin de colaborar para el crecimiento del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar. Sus valiosas donaciones enviadas en diversas épocas permitieron la adquisición de un cuartel y de buena parte del material de trabajo de nuestros primeros años. Sus nombres perdurarán eternamente con sentimientos de gratitud.

 

PRIMER MATERIAL BOMBA AUTOMOVIL

A medida que transcurrió el tiempo y producto del difícil devenir económico que afrontó la Compañía posterior a su fundación, se tuvo que postergar la aspiración de ser Compañía de Agua por no contar con los medios para ello. Fue así que el 25 de abril de 1895 se adopta la especialidad de “Salvadora de Vida y Guardia de Propiedad”. Para tal efecto, en enero de 1896 se adquiere una carreta de ganchos y escalas en Valparaíso a los señores Wellmann y Compañía, la cual, años más tarde, se vendió al naciente Cuerpo de Bomberos de Calera.

El día 9 de febrero del año 1921, se adquirió en la suma de $3.000.- un Gallo Móvil.

El día 23 de octubre del año 1926, se compró un chassis marca Renault, destinado a convertirlo en automóvil Gallo Porta Mangueras.

Auto Gallo

Auto-Gallo de la Primera Compañía, similar al de la Tercera Compañía

Años más tarde en el mes de diciembre del año 1928, entró al servició bajo adquisición directa del Cuerpo, la moderna máquina auto-bomba marca “Brockway”, similar a la que fue entregada en la misma fecha a la 1ª Compañía.

Posteriormente y de acuerdo a las propias necesidades y conforme a las nuevas técnicas bomberiles, los Directorios Generales que han regido los destinos de nuestra Institución, han estado siempre atentos a la oportuna renovación de nuestro material en general, contando en la actualidad con moderno material rodante de acuerdo a las actuales necesidades del servicio.

 

PERSONALIDAD JURIDICA

Con fecha 25 de abril de 1986 se acuerda solicitar al Supremo Gobierno la Personalidad Jurídica. En la sesión del 22 de diciembre del año 1898, don Julio Chagneau, da cuenta que el Supremo Gobierno por Ley 1603 del 20 de octubre de 1898, ha concedido la personalidad jurídica, estando, por tanto, en goce de todas las facultades que ella establece.

 

PRIMER CANJE DE SERVICIO

El primer Canje de Servicio de nuestra Unidad fue con la Primera Compañía de Bomberos de Concepción ratificado en reunión del 14 de Julio de 1895, el que unos años después y debido a la distancia entre ambas ciudades y la dificultad propia de los traslados en esa época, este canje se da por finalizado.

 

VOLUNTARIO INVALIDADO EN ACTO DEL SERVICIO

En el incendio ocurrido el día 13 de febrero del año 1914 en la Quinta Residencial de la señora Blanca Vergara de Errázuriz, el voluntario don Carlos Miranda Ansieta, como consecuencia de la caída de un árbol, resultó con una fractura en la mano izquierda, quedándole inutilizada. El señor Miranda, ingresó a la 3ª el 10 de mayo del año 1911, desempeñó diversos cargos en la Compañía, en varias ocasiones fue Director y en dos ocasiones Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar.

El 22 de Julio de 1920 y luego de largos años de esfuerzos para conseguirlo, la Compañía acuerda tomar la especialidad de Agua, un viejo anhelo, el cual se concreta con la adquisición a la Primera Compañía de Bomberos de Valparaíso de la Bomba a vapor “Merryweather” en 1921 y la adquisición de un Gallo Automóvil para el acarreo de mangueras. Durante el mismo año, la Compañía, en sesión del 12 de Febrero de 1921, aprueba el Canje de Servicio con la Décima Compañía de Bomberos de Valparaíso, el que con el correr de los años se daría por finalizado.

 

PRIMERA COMPETENCIA

A fines del año 1924, el Comandante del Cuerpo de aquella época, señor Alfredo García Fernández, obsequió una hermosa copa para ser disputada entre la 1ª y la 3ª, que eran las únicas Compañías de Agua que existían entonces.

Actuó en primer lugar de acuerdo al sorteo la 1ª Compañía (lo que desde luego significa una gran ventaja, por cuanto se corría en cancha seca), los equipos se componían de 18 voluntarios cada uno.

La 1ª puso un tiempo de 1’52”3/5 y fue vencida por la 3ª, que empleó un tiempo de 1’43”4/5, adjudicándose el trofeo en referencia y el honor de haber sido la Compañía que ganaba la “PRIMERA COMPETENCIA DE AGUA”. El histórico equipo vencedor en esa memorable ocasión estaba integrado por los siguientes Tercerinos: Teniente Primero, don Alfredo Cortez, Teniente Segundo don José Tapia, Teniente Tercero, don Manuel Cisterna Catalán, Voluntarios, señores Raúl Rivera, Pantaleón San Martín, Alfredo Miranda, Armando Vilches, Ricardo Campos, José Jara Márquez, Armando Soza, Luis Duarte, Manuel Reveco Aracena, Luis Rivera, José Vásquez, Jorge Fuentes, Armando Tello, Fileto Moreno y Eugenio León.

 

ACCIONES EXTRAORDINARIAS

A parte de sus propias actividades en resguardo de la propiedad amenazada por nuestro enemigo el fuego. A nuestra Compañía en su larga trayectoria le han correspondido varias acciones extraordinarias.

En efecto, en el mes de Julio del año 1919, la 3ª salvó numerosas vidas con motivo de un furioso temporal de lluvia y viento que tuvo en alarma a la ciudad durante 10 días como consecuencia del desborde del Estero a la altura de El Salto.

El primero de Noviembre del año 1914, la ciudad quedó sin energía eléctrica. Durante las noches, los voluntarios de la 3ª Compañía colaboraron con el Comisario de Policía, quién procedió a armar a los voluntarios para vigilar la parte urbana de la población ante el temor de asaltos y saqueos. Hay constancia en los archivos del Cuerpo, de la encomiástica felicitación del señor Intendente de la Provincia por la noble actitud, desinteresada y patriótica de la 3ª Compañía.

El año 1928, Santiago fue atacado por la escarlatina que hizo verdaderos estragos en la población de nuestra capital. El doctor Hans Betzhold, solicitó la cooperación de la 3ª Compañía, para regar las calles de nuestra ciudad como el remedio más seguro y rápido de la época para prevenir a Viña del Mar, de esta epidemia que diezmaba a la ciudad de Santiago.

Este servicio empezó el 15 de diciembre y terminó el 31 del mismo mes y se realizaba todos los días desde las 22 horas hasta las 2 de la madrugada. Dicho gesto de la 3ª fue recibido con amplias y públicas demostraciones de afecto y simpatía.

El 27 de abril del año 1927, se produjeron en el país varios movimientos de carácter sedicioso que pusieron en alarma a las poblaciones. En Viña del Mar, se llevaron a cabo varios mítines que tenían por objeto protestar contra el servicio de Carabineros, en forma que la tranquilidad pública se vio seriamente amenazada.

En esta situación, las autoridades solicitaron el concurso de la 3ª Compañía para cubrir guardias en diversos puntos de la ciudad y muy especialmente para atender el servicio de tránsito, dejado sin atender por los Carabineros que se encontraban acuartelados. La 3ª Compañía, cuya dotación de voluntarios era de más de 70 hombres, cumplió una vez más con la ciudadanía en forma correcta y ejemplar.

 

CANJES DE SERVICIO

1ª Compañía de Bomberos de Ñuñoa:

Nuestra Compañía ha tenido el privilegio, tal vez como pocas Compañías, de contar entre sus filas a hombres que han sabido llevar muy dentro de su corazón nuestro querido número tres.

Por allá, durante los años 30, perteneció al 3ª Compañía el voluntario, don Oscar Droveck. Por razones profesionales el señor Droveck tuvo que establecer su residencia en la Comuna de Ñuñoa de Santiago.

Como era un convencido que la abnegación del bombero voluntario de Chile, “ERA EL PLACER DE LOS FUERTES Y NADA CREA TANTO EL RESPETO DE LA  PERSONA A ESA ABNEGACION”, fundó en Ñuñoa la 1ª Compañía de Bomberos.

Años más tarde en la inquietud de su vida bomberil, gestó la unión de 1ª Compañía de Ñuñoa con la 3ª de Viña del Mar, que la llevó siempre aferrada a su alma y a sus más nobles sentimientos.

El canje con la 1ª de Ñuñoa, se produjo el 13 de mayo del año 1938.

Señores : “LA AMISTAD, ES UN ARBOL SIEMPRE VERDE, COMO EL COLOR DE NUESTRA COTONA, QUE DA AL MISMO TIEMPO HERMOSAS FLORES QUE NUNCA SE MARCHITAN Y SABROSOS FRUTOS.”

Nuestro cariñoso recuerdo para el Voluntario Honorario Oscar Droveck, que allá en la eternidad espera la llamada destinada a las almas excelsas.

 

4ª Compañía de Bomberos de Valparaíso:

Ante la proximidad siempre creciente entre Valparaíso y Viña del Mar, y, por existir muchos de nuestros con sus actividades de trabajo y estudio en Valparaíso, como también varios voluntarios de la 4ª Compañía de esa ciudad en las mismas condiciones que los nuestros, se produjo el canje de servicio el día 9 de julio del año 1974, entre la 3ª Compañía, Bomba “Bernardo O’Higgins” y la 4ª Compañía Bomba “Blanco Encalada” de Valparaíso.

Firmaron dicho canje de servicio por la 4ª Compañía de Valparaíso, el Director de ese año, don Alejandro Vásquez Pérez, Capitán don Héctor Retamales Monsalve, Secretario don Sergio Rosas Roa, Secretario General del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, don Oscar Sthandier Jiménez y el Voluntario don Julio Hayvard Cárcamo. Por la 3ª Compañía de Bomberos de Viña del Mar, firmaron su Director don Ricardo Vargas Peña, Capitán don Jorge Castañeda Pisolti, Secretario don Eduardo Andueza Toledo, el Secretario General del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar, don Mario Evans de la Cuadra y el Voluntario Honorario del Cuerpo, don Moisés Osorio Benitez. Digno es mencionar que el Fundador de la Tercera Compañía, el señor Julio Chaigneau Salas, sirvió en dicha Unidad hacia mediados de la década del 1870.

 

MARTIR DEL DEBER CLAUDIO FERNANDO PEREZ TORO

El domingo 05 de junio de 1988 la historia de la Tercera Compañía se viste de luto. En los preparativos de lo que sería el Ejercicio del 94º Aniversario, en el sector de Miraflores Alto, producto de una densa neblina y difícil topografía del terreno, volcó de campana la Unidad 31 del tipo forestal Renault 4 x 4, falleciendo trágicamente su conductor, el Voluntario Honorario, Maquinista y Consejero de Compañía señor Claudio del Carmen Pérez Toro. (Q.E.P.D.).

 

Sus funerales se realizaron el lunes 06 de Junio, siendo velados sus restos mortales en una Capilla Ardiente levantada en el Cuartel, para a posteriormente ser trasladados hasta la Parroquia de Los Padres Carmelitas de Viña del Mar, donde se realizaron los oficios fúnebres por su eterno descanso.

Con un multitudinario cortejo compuesto por autoridades civiles, militares, navales y de orden, más unos mil quinientos Voluntarios de los diferentes Cuerpos de Bomberos del país, finalmente, sus restos fueron depositados en el Cementerio Parroquial de Caleta Abarca en el Mausoleo de la Tercera Compañía.  A raíz del fallecimiento del Bombero Mártir y en la sentida intención de perpetuar su recuerdo, se tomaron los siguientes acuerdos:

La Unidad Forestal llevará una placa con la leyenda “Mártir del Deber Claudio Pérez Toro”. En la Sala de Máquinas del Cuartel se instalará una placa de mármol con el nombre del Mártir y la fecha de su fallecimiento. Mantener sellado y con la placa con su nombre, el Casillero donde guardaba su Uniforme de trabajo e instalar en el Salón de Honor del Cuartel un cuadro con su fotografía, junto a una vitrina donde se guardarán para siempre las prendas del uniforme que usaba al momento de su fallecimiento.

 

CENTENARIO DE FUNDACIÓN

El 09 de Mayo de 1994 la Tercera Compañía celebra el Centenario de su fundación. Para dicha ocasión se acordó la confección y entrega de una Medalla conmemorativa de dicho acontecimiento. Esta les fue entregada a todos los Voluntarios que pertenecían a la Compañía en esa fecha.

Dirigían los destinos de la Compañía como Director el señor Alejandro Gallardo M., Capitán señor Marcos Quintana B., Secretario don Eduardo Jara V., Tesorero don Juan Vera C., Teniente Primero don Eduardo Villarroel R., Teniente Segundo don Patricio Fernández Y. y como Ayudante de Compañía don José Luis Castillo C. Además la Compañía, en esa fecha, contaba con los Voluntarios Honorarios señores Ricardo Martínez R. y Juan Carlos Toro A., quienes servían como Secretario General y Tesorero General del Cuerpo de Bomberos de Viña del Mar respectivamente. Tanto la Sesión Solemne como la Cena y Baile de Gala se realizaron en los salones del Club de Viña del Mar.

La Tercera Compañía, en sus más de 122 años de ininterrumpidos servicios, cuenta con un extenso historial prestado tanto a la ciudad de Viña del Mar como a la V Región. Quienes vestimos la gloriosa “Guerrera Verde” mantenemos imborrable la memoria de los que alguna vez forjaron la Tercera Compañía de Bomberos de Viña del Mar, siguiendo la línea trazada por aquellos inmortales hombres del 1894, con ABNEGACION Y CONSTANCIA.

Modificado por última vez en Domingo, 07 Mayo 2017 14:34

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Volver