Prevención ante Terremotos

¿QUÉ ES UN SISMO?

Un sismo es un proceso por el cual se libera de manera súbita una gran cantidad de energía; parte de esta energía se expresa mediante ondas que viajan al interior de la Tierra. 

Dentro de los mecanismos que producen sismos podemos mencionar: la actividad volcánica, los movimientos tectónicos, el impacto de meteoritos, actividad humana (grandes explosiones, actividad minera).

En Chile, la mayoría de los sismos están relacionados al movimiento convergente de la placa de Nazca y la Sudamericana; estas placas que se comprimen entre sí, acumulan una gran cantidad de energía a lo largo de su zona de contacto, produciendo deformación en sus bordes. Cuando la energía almacenada es lo suficientemente grande, estas placas se mueven liberando parte de la energía y deformación acumulada durante decenas o cientos de años.

La violencia con la que actúe un terremoto va a depender tanto de la distancia como del movimiento del suelo (desplazamiento, velocidad o aceleración). La medición de los efectos que un terremoto produce es llamada intensidad sísmica y se clasifica según la escala de Mercalli.

 

¿QUÉ SON LOS LUGARES DE PROTECCIÓN SÍSMICA?

En una construcción sismo resistente, son aquellos que se encuentran protegidos o alejados de la caída o volcamiento de muebles u objetos (luminarias, cielo falso, ductos de aire acondicionado, entre otros). En una construcción no sismo resistente, no hay lugares seguros en su interior, por lo tanto, la Zona de Seguridad se encontrará siempre fuera del inmueble, en un lugar alejado de edificios, postes y cables. Los Lugares de Protección Sísmica deben estar demarcados.

 

QUE HACER DURANTE UN SISMO

¡PROTÉJASE!

Cuando ocurre un sismo o cualquier otra emergencia, la clave es conservar la calma, esto le permitirá actuar con mayor seguridad. En la medida en que se haya preparado, documentado y participado en simulacros lo que se debe hacer con su familia, más fácil será para todos afrontar de la mejor manera la situación de emergencia. Una vez se presente un sismo, “lo primero es buscar protección”:

Si está en una construcción sismo resistente, ubíquese cerca de columnas o en las zonas demarcadas como seguras, siempre lejos de vidrios o elementos que puedan caer. Considere siempre los espacios llamados "triángulo de la vida":

 

  • Si se encuentra en una construcción informal, trate de salir de inmediato, durante la salida, vigile su entorno para identificar peligros durante la evacuación.
  • Nunca use ascensores para evacuar.
  • No se ubique bajo los marcos de las puertas, ya que no es un lugar seguro, el marco ayuda a disipar la energía del sismo, por lo cual puede romperse y colapsar.
  • Si está en una silla de ruedas, ubíquese al lado de una columna o lugar seguro, frene la silla y proteja su cabeza con los brazos. Asegúrese que, en su lugar de estudio y trabajo, cuenten con medidas específicas para apoyarle en la evacuación.
  • Si está en su vivienda y sólo si es posible, abra la puerta principal y de las habitaciones, ya que se podrían trabar y dejarle a usted y su familia encerrados.
  • Si está acostado y no puede dirigirse a un sitio seguro, permanezca en la cama o a un costado y proteja con los brazos o almohada su cabeza.
  • Si está en la calle, observe su entorno y busque un lugar seguro. Procure estar lejos de postes y cables. Aléjese de las fachadas pues pueden caer partes de la misma como ladrillos o vidrios, con precaución diríjase al centro de la calle, tenga cuidado con los vehículos, es muy posible que los conductores no hallan sentido el sismo.
  • Si va conduciendo un vehículo en las calles de una ciudad o municipio y percibe un sismo, reduzca la velocidad y en lo posible deténgase en un lugar seguro (alejado de postes, cables, vallas).
  • Si va conduciendo por una autopista urbana, no se detenga, baje la velocidad y busque bahías, bermas u otros lugares seguros donde pueda parar.
  • Si va conduciendo por carretera, baje la velocidad, pero no se detenga, encuentre un lugar seguro para estacionarse, en lo posible busque información con las concesiones o a través de números telefónicos, acerca del estado de vías luego del sismo. 
  • Si va conduciendo en un túnel, baje la velocidad y en lo posible busque los nichos de parqueo internos para detenerse, no salga del vehículo hasta que el sismo haya terminado, luego salga del túnel, baje la velocidad y busque información del estado de vías.
  • Si va conduciendo en un puente, baje la velocidad y procure no detenerse hasta bajar de él, los puentes no son lugares seguros en sismos.
  • Si se encuentra en un lugar público como un teatro o cine, quédese en su silla, proteja la cabeza con sus brazos y espere a que el sismo termine, luego evacúe. Conserve la calma y procure que los demás también lo hagan, si se presenta una asonada (estampida) producto del pánico, no se quede quieto en un punto fijo, muévase con todas las personas, alce a los niños pequeños. Siga las instrucciones del personal de seguridad y logística.
  • Si está en la costa y el sismo fue tan fuerte que fue difícil mantenerse en pie, evacue lejos de la costa en busca de sitios altos, el sismo pudo haber generado un tsunami, tendrá algunos minutos para ponerse a salvo.

Permanezca atento a su entorno y tenga precaución pues se pueden presentar réplicas, incluso tan fuertes como el sismo inicial

 

 

DESPUÉS DE UN SISMO

“RECUPERACIÓN EVALÚE Y ACTÚE”

Una vez finaliza el sismo:

  • Verifique su condición física, la de su familia y personas cercanas, si puede, ayude a las personas que lo requieran y que vea en superficie (no bajo escombros) y espere la ayuda de los organismos de socorro.
  • Si aún está en su vivienda y ante sismos fuertes, corte los suministros de gas, energía y agua. Si percibe olor a gas, evite accionar interruptores o encender fósforos, abra ventanas, de aviso a los bomberos y diríjase hacia una zona segura.
  • Revise su vivienda en busca de señales de posible colapso o de daño estructural grave, tales como: grietas en paredes, columnas y placas de techo, estructura inclinada, grietas externas en el suelo.
  • Si el sismo ha provocado el colapso de estructuras y se tienen indicios de personas atrapadas bajo los escombros, no trate de rescatarlos, puede poner en riesgo su vida y la de otras personas.
  • Manténgase informado a través de la radio acerca del estado de su región, daños e instrucciones impartidas por las autoridades.
  • Si quedó encerrado, mantenga la calma y busque ventanas u otros medios para indicar que está allí y que requiere ayuda. No improvise vías de evacuación que puedan ser peligrosas. Si tiene posibilidad, comuníquese por medio de mensajes de texto desde su celular, es más efectivo que tratar de llamar, pues las redes estarán colapsadas.
  • Si usted está atrapado en los escombros, pero no tiene partes de su cuerpo presionadas, trate de proteger boca y nariz para no inhalar polvo. Trate de buscar salidas o señales que le indiquen una posible ruta de evacuación. Si tiene heridas con hemorragias, haga presión directa sobre la herida con un trozo de ropa o pañuelo. Evite gritar, es poco probable que su voz sea suficiente para que lo escuchen, si tiene un silbato, úselo, o busque elementos metálicos que pueda golpear.
  • Si al salir a la calle, encuentra postes en el piso y cables eléctricos, tenga cuidado de no tocarlos o moverlos.
  • Si está atrapado y alguna parte de su cuerpo esta presionada por escombros, mantenga la calma al máximo posible, el estrés afecta y desgasta considerablemente el estado físico. Permanezca atento a ruidos que le indiquen la presencia de organismos de socorro, es posible que escuche llamados, busque la manera de que le escuchen, si puede golpear objetos metálicos, lance señales sonoras periódicamente. Controle su respiración con un ritmo lento, profundo y sostenido, esto ayudara a disminuir el estrés y aumenta las probabilidades de supervivencia.

 

RECUPÉRESE

  • Tenga precaución al abrir puertas de armarios o estantes, los objetos podrían haberse movido y podrían caer con fuerza.
  • Si hubo daños en su vivienda, no retorne hasta que las autoridades indiquen que es seguro hacerlo, recuerde que luego del sismo vendrán las réplicas que pueden dañar aún más una estructura debilitada.
  • Las autoridades pueden indicar la necesidad de instalar alojamientos temporales cuando ha habido destrucción de viviendas, siga atentamente las indicaciones y colabore con estos procesos.

 

LOS PRIMEROS DÍAS DESPUÉS DEL SISMO:

Los días posteriores al desastre que deja un sismo de gran magnitud, son en sí muy difíciles, trate de mantenerse activo frente a la recuperación de su comunidad, colabore y apoye en las labores diarias y aliente a otras personas a hacerlo también, la buena convivencia en un alojamiento temporal es clave para sobrellevar la situación.

Es muy posible que la asistencia humanitaria (alimento, agua, frazadas, etc.) tarde un par de días en llegar, racione bien los insumos de su maletín de emergencias, no los consuma en un solo día.

 

 

TAREAS POR HACER ANTES DE UN SISMO

 

¡Prepárese!, reconozca su hogar y el entorno:

  • Verifique la sismo-resistencia de la vivienda: Si la vivienda es producto de autoconstrucción familiar y/o fue construida antes del año 1998, muy seguramente, no cuenta con sismo resistencia. Si no está seguro de la forma en qué fue construida, solicite apoyo con un especialista.
  • Si la vivienda es sismo resistente, ubique los sitios seguros: Estos son: Columnas y sitios a alejados de ventanas, lámparas, muebles u objetos que puedan caer, volcarse o romperse. Durante un sismo, muchas personas resultan lesionadas por objetos que caen dentro de su propia vivienda.
  • Si la vivienda NO es sismo resistente, ubique lugares seguros en el “exterior”: busque áreas en lo posible despejadas, lejos de árboles altos, postes, cables y fachadas de edificios, los cuales serán usados como “Punto de encuentro”.
  • Verifique el estado de la estructura: busque grietas en paredes, techos, columnas; verifique estado de cielo rasos y otros elementos no estructurales, fugas en tuberías, daños en redes y cableado y todo aquello que represente peligro en la edificación. Sobre estos hallazgos se deberán adelantar acciones correctivas.

 

¡Prepare su hogar!

Lo más importante es proteger su vida y la de sus seres queridos, pero también, cuide su bolsillo. Durante los sismos, muchas lesiones y pérdidas materiales hubiesen podido ser evitadas o minimizadas, si se toman las medidas previas de prevención y preparación en su hogar.

En su hogar, asegure todo lo que al caer pueda causar lesiones y todo lo que considere de alto valor y difícil de recuperar si se cae, así como lo que pueda ser un peligro u obstáculo en una evacuación de emergencia.

Electrodomésticos u objetos pesados o que caigan fácilmente, deben estar en las partes bajas de los muebles o asegurados a pared y/o muebles.

Evite poner cuadros pesados u otros elementos colgantes pesados, en cabeceras y al lado de camas, asegure bibliotecas, estantes, repisas, etc.

  • Vidrios y ventanas: Cubra las ventanas con cortinas para evitar que los vidrios lesionen a alguien si se rompen en un sismo, si es posible use películas de seguridad o utilice cinta transparente para asegurarlos.
  • Pasillos y escaleras: revise que los pasillos, escaleras y salidas estén libres de obstáculos (materas, objetos decorativos y otros), así mismo que tengan barandas y antideslizantes, estas no deben encerarse para evitar caídas.
  • Instalaciones eléctricas, agua y gas: repare los daños que encuentre en tuberías, cableado, llaves de paso. Asegúrese que las instalaciones estén en el mejor estado posible, evite tener cables expuestos y sobrecarga de tomas eléctricas.
  • Llaves de paso: de ser posible, garantice que las llaves de paso de gas y agua, así como los tableros eléctricos, estén accesibles para poder ser cerrados y apagados en caso de emergencias.

 

Prepárese con su familia y comunidad

  1. Es fundamental que toda su familia conozca cómo actuar durante una emergencia y para esto es necesario elaborar un plan de emergencia con su familia y así mismo hacer un plan con la comunidad.
  2. Elabore un listado de todos los miembros de su familia incluyendo; nombres y apellidos, número de documento de identidad, edad, enfermedades, medicamentos que consuman, tipo de sangre y teléfono de contacto. Igualmente haga un listado de sus animales; nombre, raza, color y los certificados de vacunas.
  3. Reúnase con su familia e identifique las amenazas, peligros y riesgos a los que están expuestos.
  4. Realice un plan de trabajo, asigne tareas a los miembros de su familia y habitantes de la vivienda en caso de una emergencia.
  5. Elabore un Plan de Evacuación, ubique las rutas seguras, los puntos de encuentro y recórralos periódicamente.
  6. Planifique el plan de acción de los integrantes de la familia ante la ocurrencia de un sismo, en caso de que estos no se encuentren en casa, y en el caso de los niños, en su colegio o lugar donde concurran regularmente.
  7. Defina medios de comunicación y un punto de reunión para cuando no estén juntos, incluso si no funciona el celular. Acuerden llegar a un sitio, tenga en cuenta que en los colegios, escuelas, jardines y empresas existen planes de emergencia, infórmese acerca de ellos e indique a los menores qué deben tener en cuenta.
  8. Identifique las necesidades especiales de su familia y comunidad, como mujeres embarazadas, personas enfermas o en condición de discapacidad que requieran apoyo en una emergencia, pregúntele a ellos mismos cómo puede ayudarlos, o ellos a usted y su familia.
  1. Si es necesario evacuar:
  • Como medida ante cualquier riesgo, empaque previamente, sus documentos personales: actas de nacimiento, matrimonio, escrituras, documentos agrarios, cartillas, etc., en bolsas de plástico bien cerradas, guardadas en mochilas o morrales que pueda cargar de tal manera que le dejen libres los brazos y las manos.
  • Al salir, hágalo con cuidado y orden; siga las instrucciones de las autoridades o de las brigadas de auxilio.
  • Esté preparado para futuros sismos, también llamados réplicas. Generalmente son más débiles, pero pueden ocasionar daños adicionales.
  1. Determine sus prioridades:

Escriba una lista de prioridades en caso de emergencia que incluya:

  • Artículos importantes que pueden ser cargados con las manos.
  • Otros artículos, en orden de importancia para usted y su familia.
  • Artículos que pueden ser transportados en automóvil si es que hay un auto disponible.
  • Cosas importantes que hay que hacer si el tiempo lo permite, como cerrar con seguro las puertas y ventanas, apagar la fuente de electricidad y cerrar la toma principal de gas.

Escriba la información importante:

  • Haga una lista de los documentos y la información importante y colóquela en un lugar seguro.
  • Incluya:
    • Números telefónicos (policía, bomberos, paramédicos y centros médicos, compañía de gas y de luz).
    • Nombres, direcciones y teléfonos de sus seguros
    • Nombres y teléfonos de vecinos y, si es el caso, del dueño de la casa.
    • Año, modelo, número de identificación y de placa de su automóvil.
    • Estaciones de radio (o televisión) para escuchar la información de emergencia.
  • En lo posible, reúna y guarde los documentos importantes en una caja fuerte a prueba de incendios.
  1. Si puede hacerlo, tome un curso de primeros auxilios, consulte con su alcaldía o los organismos de socorro.
  2. Aplique lo aprendido y evalúe el resultado, para esto, realice simulacros con su familia, pida apoyo a Bomberos o al departamento de seguridad ciudadana de su municipio.
  3. Identifique en los lugares que visita frecuentemente, áreas seguras, rutas de evacuación y puntos de encuentro.
  4. Reconozca en su comunidad, vecinos que pueden ser de ayuda en una emergencia, muchas veces podemos encontrar muy cerca un vecino con un oficio que puede ser de gran utilidad.
  5. Asegúrese de conocer los planes de emergencia del trabajo y lugar de estudio, suyos y de su familia.

 

 

BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS

Almacene su botiquín de primeros auxilios en una caja de herramientas o una caja de pescador para que sea fácil de cargar y esté protegida del agua.

Revise que su contenido esté actualizado y reemplace constantemente lo que haya caducado.

NOTA: la información médica y la mayoría de las medicinas pueden ser almacenadas en un refrigerador porque éste ofrece también una excelente protección en caso de incendio.

  • Medicinas Desinfectante de heridas.
  • Pomada antibiótica.
  • Toallas de alcohol empaquetadas individualmente.
  • Tabletas con y sin aspirina. Medicinas de receta y de uso común (observar fecha de caducidad).
  • Medicina para la diarrea.
  • Gotas para los ojos.
  • Vendas y gasas de diferentes tamaños.
  • Algodones.
  • Cintas adhesivas.

 

Otros artículos:

  • Libro de primeros auxilios.
  • Tijeras.
  • Pinzas.
  • Férulas o maderas para inmovilización.
  • Termómetro.
  • Barra de jabón.
  • Pañuelos de papel.
  • Pomada o loción protectora contra el Sol.
  • Vasos de papel.
  • Cuchillo de bolsillo.
  • Bolsas de plástico.
  • Hilo y agujas.
  • Toallas sanitarias.

 

Equipo de Supervivencia Para su Hogar

También necesita preparar un equipo de supervivencia que incluya los siguientes artículos:

 

Herramientas y abastecimientos:

  • Hacha, pala, escoba.
  • Destornillador, alicates o pinzas, martillo y llave inglesa ajustable, cinta aisladora.
  • Cuerda para jalar o de rescate.
  • Cinta de embalaje.

 

Artículos para su seguridad y comodidad:

  • Zapatos gruesos que lo protejan de los vidrios rotos, clavos y escombros.
  • Guantes (gruesos y durables para limpiar escombros).
  • Velas.
  • Fósforos o cerillos.
  • Ropa para cambiarse.
  • Cuchillo. Manguera.
  • Tienda de campaña.
  • Juegos para los niños y los adultos.
  • Sábanas o bolsas de dormir.
  • Radio y linterna portátil (verificar que las baterías eléctricas estén cargadas).
  • Lentes y medicamentos.
  • Extintor (asegúrese que puede ser utilizado para cualquier tipo de incendio).
  • Alimentos y agua para los animales caseros.
  • Papel de baño.
  • Dinero en efectivo.

 

Almacenamiento y purificación de agua de emergencia

  • La mínima cantidad de agua para beber diariamente es de 4 litros por persona.
  • También necesitará agua para preparar la comida, bañarse, cepillarse los dientes y lavar los utensilios.
  • Almacene el agua necesaria para 3 a 5 días (por lo menos 19 litros por persona)
  • El agua debe almacenarse en botellas de plástico con tapas ajustadas. Se pueden utilizar botellas de cloro bien enjuagadas.
  • Los recipientes de plástico para jugos y leche no son recomendables porque tienen tendencia a gotear o agrietarse.
  • Trate de no colocar los recipientes con agua cerca de pesticidas, gasolina o cualquier otra sustancia tóxica. Con el tiempo, el vapor de estos productos puede llegar a penetrar el plástico.
  • No almacene los recipientes de agua en un lugar donde les dé el Sol. Trate de colocarlos en un lugar que se mantenga fresco.

 

Fuentes seguras de agua en el hogar

Si no tiene suficiente agua almacenada, hay algunos lugares de los cuales podría obtener agua para beber.

  • Hielos derretidos.
  • Fruta en lata, vegetales en lata, y líquidos de cualquier producto enlatado.
  • Agua de lluvia Agua de manantiales conocidos

 

Fuentes de agua peligrosas:

  • Agua estancada
  • Pozos contaminados Agua de acequias de drenaje de cultivos (podrían contener fungicidas)

 

Nunca beba agua de estos lugares:

  • Recuerde que las gaseosas o refrescos no pueden reemplazar el agua.
  • Las bebidas con cafeína o alcohol deshidratan el cuerpo, lo que aumenta la necesidad de tomar agua.

 

Agua para beber y cocinar:

El agua saludable para beber es la que está embotellada, hervida o que ha sido tratada.

A continuación, presentamos algunas reglas generales:  

  • Si usa agua embotellada, asegúrese que la tapa nunca ha sido abierta.
  • Si tiene alguna duda, hierva o trate el agua.
  • Tome sólo agua embotellada, hervida o tratada hasta que las autoridades determinen que el agua entubada no representa riesgo alguno.
  • Hervir el agua mata la bacteria y los parásitos.
  • La mayoría de los organismos mueren en agua hervida por un minuto.
  • Puede tratar el agua con tabletas de cloro o yodo, o con seis gotas (1/8 de cucharada) de cloro del que usa en el hogar por cada 4 litros (un galón) de agua.
  • Mezcle bien la solución y déjela reposar por unos 30 minutos.
  • Es importante hacer notar que este tratamiento no matará los parásitos.
  • Los recipientes de agua deben ser lavados con una solución con cloro antes de ser utilizados.
  • Tenga precaución al utilizar tanques de almacenamiento de agua o cualquier otro tipo de contenedor.
  • Los tanques de almacenamiento de los carros de bomberos, por ejemplo, así como las botellas y latas que ya han sido usadas previamente, pueden estar contaminados con microbios o productos químicos.

 

Alimentos de emergencia:

  • Productos que pueden durar frescos por mucho tiempo si son almacenados adecuadamente.
  • Alimentos que no necesitan ser cocinados, que no requieren agua ni ser refrigerados (por si se interrumpe el suministro de gas o de energía eléctrica).
  • Comida para los bebés, para personas con alguna necesidad especial y para las mascotas.
  • Los alimentos no deben ser muy salados o picantes porque aumentan la necesidad de consumir agua en momentos en los que el agua no abunda.

 

Formas de almacenar los alimentos en casos de emergencia

  • En situaciones de emergencia después de una catástrofe puede llegar a escasear la comida.
  • Trate de tener suficientes alimentos para 3 días.
  • No tiene que comprar alimentos deshidratados o especiales.
  • La comida en lata o mezclas secas pueden durar frescas unos 2 años.
  • Ciertas condiciones de almacenamiento pueden también alargar la vida útil de los alimentos. Seco, oscuro y fresco; estas son las condiciones ideales. La mejor temperatura es entre 5 y 15 grados centígrados (40 a 60° F), el calor puede deteriorar rápidamente los alimentos.
  • Retire los alimentos de los escapes de humo de estufas y refrigeradores, y de productos a base de petróleo como gasolina, aceite, pinturas o solventes. Algunas comidas absorben el olor.
  • Proteja los alimentos de los roedores e insectos.
  • Los productos almacenados en cajas de cartón se mantendrán frescos por más tiempo si se les envuelve bien o si son envasados dentro de frascos cerrados herméticamente. Ponga fecha a todos los alimentos.
  • Use y reemplace la comida antes de que se eche a perder.

 

Formas de usar los alimentos reservados para casos de emergencia

  • Comience por consumir los alimentos de su refrigerador o congelador antes de empezar a usar la comida reservada para casos de emergencia.
  • Tire los alimentos cocinados o que permanecieron sin refrigeración por más de 2 horas (sin importar su apariencia). Ingiera sólo los alimentos que tienen un color, una textura y un olor normales.
  • Tire las latas infladas o que estén goteando.

 

Cómo preparar la comida

La falta de agua, luz y gas pueden hacer muy difícil la preparación de alimentos. Es por eso que es muy importante estar bien preparado con los utensilios necesarios (cuchillos, cucharas, tenedores, artículos para cocinar, etc.); platos, servilletas y vasos de papel; abrelatas y abrebotellas manuales; papel aluminio; algo para calentar como una parrilla de carbón (asegúrese tener carbón suficiente y no usar la parrilla en lugares cerrados porque el humo representa un gran riesgo).

 

ATENDIENDO A PERSONAS CON NECESIDADES ESPECIALES

 

Personas minusválidas Antes de un terremoto:

  • Apunte cualquier necesidad específica, liste sus limitaciones y los medicamentos que toma.  Haga una copia y colóquela en su cartera.
  • Busque a una persona (el esposo, compañero de cuarto, amigo, vecino, pariente, o compañero de trabajo) para que le ayude en caso de una emergencia.
  • Entrégueles la lista y, si lo considera apropiado, una copia de la llave de su casa, o dígales dónde pueden encontrar una copia en caso de emergencia.

Durante un terremoto:

  • Si usted usa una silla de ruedas, intente protegerse bajo el marco de una puerta o en una esquina interior, ponga el freno en las ruedas, y cubra su cabeza con sus brazos.
  • Quite cualquier artículo que no esté bien atado a la silla de ruedas.
  • Si le es posible, busque resguardo bajo una mesa sólida o un escritorio.
  • Apártese de las paredes exteriores, ventanas, chimeneas y objetos que están colgando.
  • Si no puede moverse de una cama o silla, protéjase lo mejor posible con sábanas y almohadas.
  • Si usted está afuera, vaya a una zona abierta, lejos de árboles, postes del teléfono y edificios, y quédese allí.

Después de un terremoto:

  • Si usted queda atrapado, intente llamar la atención de alguien.
  • Encienda su televisión o radio de baterías para escuchar la información de emergencia y las instrucciones de las autoridades.
  • Si puede, ayude a quienes requieren asistencia.

 

NECESIDADES ESPECIALES DE LOS NIÑOS

El miedo es una reacción normal en situaciones de peligro. Un niño puede sentir temor de que vuelva a ocurrir el terremoto, o tener miedo de que se lastime o inclusive que pueda morir. Algunas veces temen quedar separados de su familia o quedarse solos. Los niños pueden inclusive pensar que las catástrofes son un castigo por algo malo que hicieron. Los niños probablemente experimentarán menor miedo o ansiedad si antes de un terremoto los padres les explican lo que es este fenómeno y saben lo que deben esperar.

 

Sugerencias:

  • Explique a sus hijos que un terremoto es un fenómeno natural y no la consecuencia de las acciones de alguien.
  • Hable con los niños sobre sus propias experiencias con algún tipo de fenómenos naturales, o lea libros sobre terremotos en voz alta.
  • Aliente a los pequeños a expresar sus temores.
  • Escuche atentamente y muestre comprensión. Es posible que los niños necesiten escuchar que todo va a estar bien.
  • Explique que la situación de peligro no es permanente.
  • Haga que los niños participen en las labores de limpieza.
  • Es bueno mantenerlos distraídos y hacerles sentir que están contribuyendo a que todo vuelva a la normalidad.

NOTA: Algunas veces los síntomas de ansiedad no se manifiestan sino hasta varias semanas o incluso meses después de un terremoto, y pueden afectar a personas de cualquier edad.

Si la ansiedad interfiere con el desempeño normal de cualquier miembro de su familia, busque ayuda profesional mediante un consejero escolar, una organización religiosa, su médico, o un profesional autorizado.

Modificado por última vez en Martes, 02 Mayo 2017 06:59

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Más en esta categoría:

Volver